¿Sabes lo que aceptas utilizando Spotify?

Spotify pidió disculpas por su política de privacidad

El día 21 de agosto por la mañana Spotify lanzaba su nueva política de privacidad, la cual no demoró ni más de un día en recibir un aluvión de quejas de sus usuarios. Daniel Ek, CEO de la compañía, publicó en el blog oficial un post titulado “SORRY” (Disculpas).

En los últimos cambios de los términos y condiciones de uso del servicio de streaming de música, se incorporó que de aquí en adelante podría solicitarles a los usuarios, acceso a las fotografías, micrófono y guía de contactos de su Smartphone.

Ek reconoció el error en las modificaciones. “Desde Spotify queremos pedir perdón por la forma en la que hemos comunicado nuestra nueva política de privacidad. Deberíamos haberlo hecho mejor”, dice en el comunicado.

Es entonces donde expresa, paso por paso, todo solo habría sido una mala interpretación. Por ejemplo, en el tema de las fotos, Ek ha asegurado que Spotify nunca accederá a la galería de los usuarios. Sino que la plataforma utilizará las imágenes para permitir cambiar el avatar o personalizar una lista de reproducción.

Respecto al micrófono, el SEO cuenta que las futuras versiones de Spotify incluirán la posibilidad de controlarlo mediante comandos de voz y que el acceso a esta herramienta del dispositivo se limita a esta función. Y podrá ser desactivada en cualquier momento.

Por otra parte, el uso de la geolocalización servirá para “ayudar a personalizar las recomendaciones y ofrecer información actualizada a los usuarios”. Al igual que el micrófono, esta opción se puede eliminar en el momento en el que el cliente lo decida. Sucede algo similar con el acceso a los contactos, que sólo facilitaría a los usuarios que encuentren sus amigos en Spotify.

Como resumen, parece que todos los problemas no han sido más que un error de comunicación y, por eso, la empresa se disculpa. De hecho, la compañía asegura que todos estos cambios sólo son en beneficio de sus clientes. Ahora serás vos quien decida si preferís un servicio personalizado o compartir una información limitada.